¡Mira qué APERITIVO hecho a base de patata más DELICIOSO! - Bolitas de patata

¡Mira qué APERITIVO hecho a base de patata más DELICIOSO! - Bolitas de patata

Hola receteros y receteras y bienvenidos a "¡Que viva la cocina!" Soy Gorka Barredo y hoy vamos a preparar unas bolitas de patata. Unas bolitas que son ideales como aperitivo pero que, sin embargo, también sirven como guarnición, sustituyendo a las típicas patatas fritas. Por ejemplo, como acompañamiento de un pollo asado o de un filete a la plancha. ¡Vamos a ello! Para comenzar, en abundante agua hirviendo, vamos a introducir unas patatas enteras, y con la cáscara. Vamos a dejar que estas patatas cuecen aquí durante unos 25 minutos... ...aunque el tiempo es aproximado. Sabemos que están cocidas con seguridad cuando podamos clavar un cuchillo. Si este entra y sale con facilidad, ya están listas. Así que una vez que estén cocidas, simplemente las retiramos del agua y dejamos que se atemperen en un poco. Cuando se hayan enfriado lo necesario para que podamos manipularlas, las pelamos. Lo mejor es hacerlo con un cuchillo. Al estar cocida se pelan con mucha facilidad, mucho más que cuando están crudas. Pero bueno, que si nos apañamos mejor con las manos sin cuchillo, ¡pues adelante! Cada uno que las pele como sepa. Una vez las tengamos bien peladas, las vamos a cortar en trocitos pequeños. Pero como triturarlas enteras sería un poco engorroso, pues nos ayudamos ahora, y las cortamos en láminas finas... ...o en cubitos como sea. Lo importante es facilitarnos el trabajo. Una vez las tengamos listas, y antes de hacer nada, les vamos a echar una buena pizca de sal. Con generosidad, que la patata es muy sosa, así que sin miedo de echar sal. Y por supuesto, también pimienta negra recién molida. Esto sí que si no puede faltar. Vamos a aderezar estas patatas echando una cantidad generosa de queso rallado. Un queso curado, con sabor. Y ahora, un poco de mantequilla que esté atemperada, a temperatura ambiente. Y ahora sí que sí, podemos proceder a aplastar todo esto con la ayuda de un simple tenedor. Al final, lo que estamos haciendo es una especie de puré de patatas. Y en eso van a consistir nuestras bolitas. Justamente en una especie de puré hecha bola. Así que vamos a darles la forma. Una vez que tengamos una masa homogénea, que esto ya se parece mucho a un puré, vamos a coger una cucharadita de la misma masa. Y ahora, con la ayuda de las manos, le damos forma de bolita. Que no sean muy grandes, poco más del tamaño de una canica. La masa, que apenas se pegue en la mano. Esa es la textura que deseamos. Una vez que la tengamos, la vamos a pasar primero por harina. La hacemos rodar por la harina. Harina de trigo. Le quitamos el exceso, y ahora lo introducimos en huevo batido. Y lo mismo, le hacemos rodar sobre este huevo, que se impregne bien de él. Retiramos ahora el exceso de huevo, y es el turno del pan rallado. Lo embadurnamos de pan rallado que quede también bien impregnado de este ingrediente... ...y de momento ¡listo! Terminamos de darle forma, y ya hemos terminado con nuestra primera bolita. Ahora, la reservamos en un plato y terminamos de hacer más bolitas, hasta acabar con toda la masa. Y una vez las hayamos formado todas, ¡al congelador con ellas! Las vamos a dejar aquí durante unos 10 minutos, para que este empanado se asiente bien. Llegados a este punto, es el turno de freírlas. Las vamos a introducir en abundante aceite que esté muy caliente. Y las freímos en pequeñas tandas, para que este aceite no se enfríe. Las vamos a dejar aquí durante en torno a un minuto, no más. Al final, son pequeñas, no requieren de mucha fritura y además, que si nos pasamos de cocción, es muy posible que nos revienten. Pasado ese tiempo, cuando estén doradas por fuera pero bien calientes en el interior, que el puré esté casi derretidillo... ...las retiramos y las colocamos sobre papel absorbente. Y al final, obtendremos algo como esto. Sirven tanto de guarnición de otro plato como de aperitivo. Si te gustan, por favor, dedito arriba, que con este sencillo gesto me ayudarás mucho a seguir haciendo más vídeos. No te pierdas ninguna receta... ...suscribiéndote al canal y "¡Que viva la cocina!"