Arroz CALDOSO con pollo

Arroz CALDOSO con pollo

Hola receteros y receteras y bienvenidos a ¡Que Viva la Cocina! Soy gorka barredo y hoy vamos a preparar un arroz caldoso con pollo Veremos todos los trucos y técnicas necesarias para que nos quede caldoso de verdad y con el resultado esperado Así que vamos a ello. Lo primero vamos a sentimental el pollo. La mejor pieza para esta elaboración son los contramuslos del mismo pollo Tienen un toque así como más jugoso que otras piezas y nos van a quedar mejor Por el tema del hueso, que nos lo deshuesen de la misma carnicería. Así nosotros nos evitamos este trabajo Si quieres utilizar otra pieza del pollo como la pechuga, sin problemas Tan solo la cortamos en cubos de tamaño de bocado y ¡ya está! Nos sirve igualmente Bueno vamos a salpimentar y a echar un toque de tomillo y de romero al pollo por sus dos caras Este toque de tomillo y romero le va a dar un toque fetén Y hecho esto, echamos un chorrite de aceite en una cazuela alta y la calentamos a fuego fuerte Cuando esté caliente agregamos las piezas del pollo Una cosa a tener en cuenta tanto en press contramuslos, como pechuga, como la pieza que sea... ...deben de tener un tamaño de bocado. Es decir, que sean en trozos más bien grandes... ...que vamos a cocinar bien aquí este pollo. Y si lo hacemos en cachos chiquitines nos va a menguar mucho, y apenas se va a notar. Así que recuerda: Trozos más bien grandes Pasados un par de minutos de cocción... ...le damos la vuelta a cada trozo del pollo. Y lo mismo, dejamos que la otra cara se tueste también... ...siempre manteniendo el fuego fuerte Qué sé tueste bien bien por fuera, que parte del secreto de esta receta consiste en que el pollo se cocina adecuadamente Hecho esto, bajamos la potencia del fuego y vamos a añadir aquí unos dientes de ajo picados. Un pimiento rojo y otro pimiento verde, ambos cortados en cubos Un puerro también conocido como ajo porro, esté cortado en láminas Echamos a estos ingredientes su correspondiente parte de sal y de pimienta Con el arroz, la verdad que la pimienta no me va mucho, porque la absorbe una barbaridad y nos puede llegar incluso a picar Pero bueno, un toquecito a la verdura le va bastante bien Vamos a mezclar ahora todo con la ayuda de una cuchara, mientras dejamos que se cocine durante unos 10 minutos El pollo, como has podido ver, no lo hemos retirado. Y es que vamos a dejar que se cocine en todo momento... ...durante toda la elaboración Que como había dicho antes, en este paso está el secreto: En que se tueste bien por fuera Pasados esos 10 minutos, vamos a agregar un par de cucharadas de tomate triturado Volvemos a mezclar todos estos ingredientes, y dejamos que todo este conjunto se cocine durante cinco minutos más, siempre a fuego moderado El tomate tiene un tiempo de cocción muy inferior al resto de verduras. Por eso hay que añadirlo más tarde Y llegados a este punto, con el sofrito tan avanzado, es el turno de añadir el arroz Un arroz redondo cualquiera le va bastante bien, pero otro truco: Si tienes arroz arborio que es el que se emplea para los risottos... ...mejor que mejor. Si no, puedes utilizar la variedad bomba. Y si no, cualquier otro redondo, siempre por este orden de preferencia Removemos todo, integrando el arroz con el resto de ingredientes, y dejando que se cocine durante tan solo un minuto más Y ahora, atención a este consejo: Ponemos una cucharadita de pimentón dulce, también conocido como paprika Y unas hebras de azafrán. este azafrán le va a dar al arroz el toque definitivo Si no tienes azafrán, puedes sustituirlo por colorante alimentario. Pero en ese caso ese toque tan interesante del azafrán le iba a faltar Volvemos a mezclar estos nuevos ingredientes, pero en este caso tan solo durante unos 10 segundos. ¡No más, que se queman con la mirada! Así que, sin mayor demora, vertemos aquí el caldo de pollo. Mejor si está caliente, pero mínimo que esté a temperatura ambiente... ...nunca de frigorífico Y ¿qué cantidad? Pues si te gusta más caldosillo, cuatro veces más cantidad de caldo que de arroz Y si te gusta así como más melosillo, pues menos líquido. Con tres veces y media más que suficiente Si el caldo no tiene sal, le añadimos su parte, y luego volvemos a remover brevemente todo el conjunto, mientras lo llevamos a ebullición Una vez que haya alcanzado el hervor, dejamos que se cocine todo a fuego medio durante unos 18 minutos, sin remover ya en ningún momento Y pasado ese tiempo, cuando el arroz esté al dente, atención a este truco final Apagamos el fuego, tapamos la cazuela y hacemos sobre ella unos movimientos así, envolventes De esta manera, estimulamos brevemente al arroz para que suelte parte de su almidón... ...se integre con el caldo y nos quede un arroz mucho más cremoso Y hecho esto, ¡listo! Servimos inmediatamente, porque de lo contrario el arroz va a seguir absorbiendo el caldo como un loco, aunque esté fuera del fuego Bueno, si te gusta dedito arriba. No te pierdas ninguna receta suscribiéndote al canal y ¡Que Viva la Cocina!