Cómo hacer membrillo de una forma muy fácil.

Cómo hacer membrillo de una forma muy fácil.

Hoy vamos a preparar lo que se conoce como dulce de membrillo, carne de membrillo o simplemente membrillo, un postre que todos hemos probado y aquí os enseñaremos cómo hacerlo de una forma muy fácil. Necesitamos Membrillos, Azúcar y Agua Lavamos bien los membrillos frotando con las manos para quitarlos la pelusa y los secamos. No es necesario que los pelemos, cuando estén cocidos y triturados no se va a notar la piel y sin embargo, nos va a aportar sabor y aroma. Los cortamos en cuartos y retiramos la parte central donde están las semillas. Tenemos que hacerlos trocitos muy pequeños, así acortamos el periodo de cocción. Ponemos a cocer el membrillo picado como es una fruta muy dura, podemos utilizar una olla rápida para abreviar el tiempo de cocción, ponemos una mínima cantidad de agua, la justa para que no se queme, más o menos en media hora está blando Si nos queda algo de líquido podemos seguir cociéndolo hasta que se evapore o podemos escurrirlo. Lo trituramos con un pasapurés o con una batidora, lo pesamos y esa será la cantidad de azúcar que vamos a necesitar. Ponemos a fuego lento la masa de membrillo y cuando comience a hervir vamos añadiendo el azúcar poco a poco. Debemos removerlo, con una cuchara de madera, de forma frecuente, para que no se pegue en el fondo. Va a ir espesando muy lentamente estará en su punto cuando podemos separar el membrillo de las paredes de la olla y vemos que se mantiene sin volver a tapar el fondo. Pasamos el membrillo a un molde, que podemos forrar con papel de horno, y esperamos al menos hasta el día siguiente para desmoldarlo. Nos puede durar en un recipiente cerrado en la nevera, hasta un año sin ningún problema