YOGUR NATURAL CASERO sólo con 2 Ingredientes y sin Máquina!

YOGUR NATURAL CASERO sólo con 2 Ingredientes y sin Máquina!

¡Hola a todos y bienvenidos a Cocina con Carmen! Hoy vamos a hacer yogur casero con solo 2 ingredientes, de una forma fácil y sencilla. Así que si queréis hacer vuestros propios yogures, estáis atentos porque vamos a comenzar. Lo primero que necesitamos es un litro de leche entera. Y para hacer el yogur, necesitamos que la leche esté caliente a unos 60-70 °C. En mi caso voy a calentarla durante 3 minutos y medio en el microondas. Pero si queréis, lo podéis hacer en un cazo o en una olla. Pasado este tiempo, lo recomendable sería comprobar la temperatura con un termómetro. Aunque hay algunas personas que dicen que se puede comprobar si al meter el dedo meñique en la leche nos cuesta llegar a los 10 segundos. Yo la verdad, es que os recomiendo usar el termómetro. El siguiente paso sería añadir un yogur natural de 125 g, que se deja unos 30 minutos fuera del frigorífico para que se ponga temperatura ambiente. Después de mezcla, y este sería el momento adecuado para añadirle algún saborizante, edulcorante o azúcar. Pero yo no lo voy a añadir nada más. Ahora podemos dejar que el yogur se haga en el propio recipiente donde hemos hecho la mezcla o dividirlo en varios recipientes como estoy haciendo yo. Seguido lo tapamos o le ponemos un film. Y en mi caso para que se conserve aun más el calor, lo taparé con un paño. Ahora lo que tendremos que hacer es dejar que el yogur se haga colocándolo y dejándolo en un lugar cálido de la casa durante aproximadamente 12 horas. Lo ideal sería que no bajara de los 25 °C. Así que lo hacéis en invierno, os aconsejo que encendáis el horno durante unos minutos, luego lo pagáis, y dejáis que el yogur se haga dentro. Y este proceso se puede repetir hasta que veáis que la mezcla ha espesado, que a veces dura hasta 24 horas. Cuando veáis que la mezcla esté especita, guardaremos el yogur en el frigorífico hasta que esté fresquito. Y aquí podéis ver el resultado. Como veis, la superficie está brillante y no se mueve al girarlo. Y también os voy a enseñar su consistencia. Si lo queréis más espeso, podéis añadirla a la mezcla 1/4 de taza de leche en polvo. Y yo ya mismo lo voy a probar. Está riquísimo. La única diferencia que yo noto es que no es tan espeso como los que se compran. Pero eso lo solucionamos echándole la leche en polvo. Pero vamos, a mí me encantan así. Y os recomiendo hacer esta receta porque es súper fácil de hacer y tenemos unos yogures riquísimos. Y ya sabéis, si os ha gustado esta receta os invito a que le deis a Me Gusta. Subscribirse a nuestros canales si aún no lo habéis hecho. Por aquí os voy a dejar más recetas riquísimas, y como riquísimas son las recetas de nuestro libro Cocina con Carmen: Sabores de mi Andalucía. Unas recetas que os va a encantar. ¡Un besito! Y hasta el próximo vídeo.