Garbanzos con espinacas ¡POTAJE FACIL Y DELICIOSO!

Garbanzos con espinacas ¡POTAJE FACIL Y DELICIOSO!

Hola receteros y receteras y bienvenidos a ¡Que viva la cocina! Soy Gorka Barredo y hoy vamos a preparar un guiso de garbanzos con espinacas Un potaje de toda la vida que alimenta cosa mala y que además queda delicioso Existen infinidad de maneras de hacer este guiso. Aquí veremos la mía vamos a ello Comenzamos poniendo los garbanzos en remojo. La noche anterior los introducimos en una ollita y los cubrimos con abundante agua A la hora de echar este agua, con generosidad, que los garbanzos van a absorber buena parte de ella y se trata de que al día siguiente todavía queden bien sumergidos dentro de este agua Es decir, que pasadas 12 horas no asome ningún garbanzo del agua Vamos a echar aquí como una cucharada de bicarbonato sódico. Lo mezclamos todo brevemente y ¡ale! a esperar hasta el día siguiente Y pasadas 12 horas más o menos mira, los garbanzos han crecido un montón Lo que decía antes: Si hubiéramos andado aquí racaneando en agua, ahora estarían asomando, y al final no habrían absorbido este agua correctamente Hecho esto vamos a introducir los garbanzos ya escurridos de su agua dentro de otra olla Y ahora volvemos a cubrirlos con más agua fresca, no con la del remojo. La de remojo la hemos tirado Sal de momento no echamos Ahora lo vamos a tapar y vamos a dejar que se cocine esto, si lo hacemos en olla express como es el caso, unos 25 minutos Si es en olla convencional, pues 2-3 horas hasta que estén blanditos Y mientras se cocinan podemos ir preparando el sofrito que los va a acompañar En otra ollita vamos a poner un pequeño chorrito de aceite y lo vamos a calentar a fuego suave Cuando esté caliente, añadimos unos dientes de ajo que estén bien picados Dejamos que se cocinen aquí durante un par de minutos. E ajo no debe coger nos color Simplemente cocinarse brevemente y aromatizar el aceite Por ello es muy importante que el fuego esté muy suave Cuando hayan pasado esos dos minutos, vamos a poner un poco de cebolla también picada y le vamos a agregar ahora su parte de sal y de pimienta negra recién molida Con esto ya tenemos el inicio del sofrito Después vendrán más ingredientes, entre ellos la propia espinaca Ahora de momento, lo que vamos a hacer va a ser remover todos estos ingredientes y dejar que se cocinen durante unos 10 minutos más, tiempo suficiente para que la cebolla se ablande y se cocine Y con esta cebolla, lo mismo que con el ajo: La vamos a cocinar a fuego muy suave. Se trata de cocinarla y dejarla transparente, no de que nos coja mucho color. Que coger siempre va a coger algo, pero que sea muy poquito Pasado ese tiempo, que mira lo que ha reducido la cebolla, vamos a agregar las espinacas Si las tenemos frescas, mucho mejor. Si no, congeladas sin problema Y agregamos con generosidad en caso de que sean frescas, que esto ahora va a menguar un montón Y lo vamos a ver aquí sin cortes. Subimos la potencia del fuego y vamos a ir removiendo constantemente todo este sofrito. Al fin y al al cabo de unos pocos segundos, unos 30 o 40, mira en lo que ha quedado toda la espinaca que habíamos añadido, en nada de nada. Pero no te preocupes que tienes las cantidades exactas para elaborar esta receta al final del vídeo Una vez que tengamo la espinaca así de este tamaño seguimos. Vamos a agregar a continuación una cucharadita de pimentón que puede ser dulce o picante, a tu elección Y atención a este toque: la punta de un cuchillo de comino molido Este comino le va a dar un toque brutal No va a ser su sabor muy evidente después en el sofrito, pero lo que sí que va a hacer va a ser potenciar todos los sabores Ahora vamos a volver a mezclar todo brevemente para cocinar muy rápidamente el pimentón, que no se nos queme tampoco, y a continuación vamos a devolver los garbanzos ya cocidos y con su propia agua de la cocción Es decir, como puedes comprobar, hemos cocido los garbanzos en solitario por un lado y el sofrito lo hemos hecho por otro Ahora lo que estamos haciendo es unirlo todo, mezclarlo y cocinarlo un poco más para que haya intercambio de sabores Y esto se supone que un tío que se dedica a la gastronomía no debería decirlo, porque parece que queda como feo, pero lo diré igualmente: Si utilizas garbanzos de bote, lo tendrás listo en 10 minutos No te va a quedar igual de bueno ni de coña, pero bueno en rapidez ganamos Venga, rectificamos de sal, lo tapamos, dejamos cocer 20 minutos para que se produzca el intercambio de sabores del que hablaba antes, y esto básicamente ya está listo Al final obtendremos algo como esto Si lo quieres más licuado, échale un poquito más de agua. Si por el contrario te gustan más espesos, pues menos agua, pero eso al principio Venga, y ahora me pongo serio y toca el consejo del chef Mejor utiliza garbanzos comprados a granel. No utilices los de bote porque no valen para nada, si acaso para envenenar a alguien Y a más de uno aseguró que ya le he dado alguna idea En fin, si te gusta, por favor dedito arriba que me ayudarás mucho a seguir haciendo más vídeos. No te pierdas ninguna receta suscribiéndote al canal y ¡Que viva la cocina!